Qué hago si no puedo pagar mis deudas

Continuar
Un pensamiento muy extendido entre todos aquellos que tienen cierta cantidad de dinero tomada en préstamo es aquel de "no puedo pagar las deudas". Esta es, en realidad, una actitud bastante pesimista, pues no tiene en cuenta que cualquier persona, si lo desea, puede tener acceso a diferentes maneras de hacer frente a aquello que debe.

Es posible que tú, si te encuentras en una situación compleja, creas que no puedes afrontar tus pagos. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Para que pases a pensar como nosotros, vamos a plantearte en este post la manera en la que puedes mejorar tu situación financiera actual.

Analizar mi situación actual

Tal y como decía Séneca: "No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va". ¿Qué te queremos decir con esto? Que, para elaborar un plan de solución para tus problemas financieros, primero debes ser completamente consciente de tu situación actual.

En este sentido, nosotros te aconsejamos que realices una recopilación de los siguientes datos:

  • El número de préstamos que tienes que pagar.
  • El importe total del dinero solicitado y el que todavía te queda por devolver.
  • Los plazos restantes de cada uno de los préstamos.
  • Los intereses totales que pagas por cada uno de ellos.

Una vez hecho esto, has de clasificar los préstamos de menor a mayor. Entre dos créditos de cuantía similar, pon primero aquel que te requiere el pago de más intereses.

Pues bien, ya tienes un listado ordenado de todo lo que debes. Ahora toca ir liquidando cada una de las deudas, de menor a mayor, siguiendo el método de la "bola de nieve". Psicológicamente, ver cómo la cantidad de deudas se va reduciendo (aunque aún te queden las de mayor cuantía) es muy satisfactorio y ayuda a mantener el optimismo.

Revisar las opciones para conseguir dinero para las deudas

Tras lo anterior, llega el momento de conseguir el dinero para satisfacer los créditos. Aquí podemos recomendarte lo siguiente:

  • Solicita dinero a tus seres queridos. Esto te ayudará a sustituir los créditos de las entidades financieras por préstamos familiares, algo que te resultará mucho más cómodo.
  • Intenta llevar a cabo trabajos esporádicos para aumentar tus ingresos.
  • En la medida de lo posible, reduce tus gastos habituales.
  • Vende todo aquello que tengas por casa y que ya no utilices.

La reunificación de deuda

Ahora bien, más allá de lo dicho, hemos de hacer referencia a la posibilidad de unificar deudas. Esto consiste en la solicitud de un préstamo nuevo destinado a pagar todas tus compromisos anteriores, de manera que consigues agrupar todo el dinero en una entidad y en una mensualidad.

Nosotros, que somos profesionales en este sector, podemos hablarte los servicios que ofrecemos, los cuales te permiten unificar todo lo que debes a través de un único préstamo.

Esta alternativa ofrece una gran cantidad de ventajas, especialmente si acudes a nosotros. Y es que ponemos a tu disposición:

  • Préstamos rápidos (en menos de 48 horas tras subir documentación puedes estar disfrutando de tu dinero).
  • La posibilidad de obtener hasta 50 000 euros.
  • Hasta 84 meses de plazo para devolver el importe solicitado.
  • Escasos requisitos rápidos de satisfacer.

En conclusión, ya conoces algunos pasos fundamentales que debes llevar a cabo en el caso de que pienses que no puedes pagar tus deudas. Tal y como has podido comprobar, solucionar este problema es posible, especialmente si eres capaz de analizar al detalle la situación en la que te encuentras, sabes cómo conseguir algo de dinero y, sobre todo, apuestas por reunificar tus deudas hoy mismo. Si necesitas más información, no lo dudes y ponte en contacto con nosotros.

Continuar