¿Cómo refinanciar mis deudas?

cómo hacerlo y en qué situaciones te interesa

Si tienes varios préstamos en curso, puede que llegue un momento en el que no puedas asumir la deuda o simplemente vayas muy justo y necesitas un respiro.

En este momento, muchas personas se preguntan cómo pueden refinanciar las deudas que tienen y que mes tras mes les ahogan. Si te encuentras en esta situación, sigue leyendo ya que te vamos a explicar cómo conseguir unas condiciones más favorables para tus préstamos.

 

¿Qué es la refinanciación de deudas?

La refinanciación de deudas es una forma de reestructurar las diferentes deudas que tienes para poder pagarlas de forma más cómoda. Obviamente, seguirás teniendo que pagar la deuda contraída, pero podrás adaptar los pagos a tu situación financiera.

Esta es una opción ideal si quieres mejorar las condiciones de tu financiación en caso de tener problemas económicos y estar en riesgo de caer en impagos. Entrar en ficheros de impagadores o morosos puede suponer problemas judiciales, entre otros.

 

¿Cómo refinanciar mis deudas?

A la hora de hacer una refinanciación, existen diferentes opciones. Es normal que te preguntes: ¿Cómo refinanciar mis deudas? Ciertamente, hay diferentes modalidades y cada una de ellas está dirigida a subsanar una situación concreta.

Novación: esta modalidad consiste en cambiar las condiciones la entidad financiera con la que tienes el préstamo. Esta modalidad está sujeta a que la entidad financiera acceda a negociar un cambio de condiciones. Generalmente, se suele alargar el plazo para la mensualidad acabe siendo más reducida.

Reunificación: esto supone pedir un préstamo por una cantidad que te permita amortizar todos los préstamos en curso. De esta manera, pagas de golpe toda tu deuda y te quedas con un solo préstamo en unas condiciones más favorables. Los principales objetivos de una reunificación pueden variar, pero generalmente son; reducir/aumentar el plazo de devolución, reducir la cuantía de la cuota y el interés y/o comodidad al tener un solo préstamo activo.

Subrogación: esta modalidad no es muy común. Supone un cambio de entidad en caso de que tu banco no quiera negociar. De esta manera, la deuda se traspasa a una nueva entidad y se mejoran las condiciones para adaptarlas a tus necesidades actuales.

Préstamos para refinanciar deudas: la mejor solución

Un problema común de la novación es que los bancos no estén dispuestos a asumir tus deudas y modificarlas. Con la subrogación, un nuevo banco se hace cargo de la deuda y mejora las condiciones, por lo que no es algo muy común.

Por estos motivos, la mejor solución suele ser pedir un préstamo para refinanciar las deudas. Y ahora te preguntarás ¿en qué consiste esto? Pues bien, esto se trata de acudir a una entidad crediticia que trabaje con este tipo de productos, exponerle tu problema y hacer una solicitud para pagar un nuevo préstamo. Por suerte, con Younited Credit esto supone un proceso de varios minutos y 100% online.

Una vez termines el proceso online, deberás esperar 48 horas para conseguir una respuesta definitiva de aprobación de tu préstamo. Con el dinero del mismo, deberás saldar todos y cada uno de los adeudos que tengas vigentes y una vez hecho podrás pagar una única cuota más baja. Esto te permitirá salir de tu aprieto económico y tener margen de ahorro para recuperar tu economía.

Así pues, si necesitas refinanciar deudas, te animamos a hacer una simulación en nuestra web sin compromiso: