¿En qué consiste la reunificación de deudas y por qué es una forma de ahorrar dinero?

Si tienes varios préstamos en curso, puede que llegue un momento en el que no puedas asumir la deuda o simplemente vayas muy justo y necesitas un respiro.

En este momento, muchas personas se preguntan cómo pueden refinanciar las deudas que tienen y que mes tras mes les ahogan. Si te encuentras en esta situación, sigue leyendo ya que te vamos a explicar cómo conseguir unas condiciones más favorables para tus préstamos.

 

¿Qué es la refinanciación de deudas?

La refinanciación de deudas es una forma de reestructurar las diferentes deudas que tienes para poder pagarlas de forma más cómoda. Obviamente, seguirás teniendo que pagar la deuda contraída, pero podrás adaptar los pagos a tu situación financiera.

Esta es una opción ideal si quieres mejorar las condiciones de tu financiación en caso de tener problemas económicos y estar en riesgo de caer en impagos. Entrar en ficheros de impagadores o morosos puede suponer problemas judiciales, entre otros.

 

¿Cómo refinanciar mis deudas?

A la hora de hacer una refinanciación, existen diferentes opciones. Es normal que te preguntes: ¿Cómo refinanciar mis deudas? Ciertamente, hay diferentes modalidades y cada una de ellas está dirigida a subsanar una situación concreta.

Novación: esta modalidad consiste en cambiar las condiciones la entidad financiera con la que tienes el préstamo. Esta modalidad está sujeta a que la entidad financiera acceda a negociar un cambio de condiciones. Generalmente, se suele alargar el plazo para la mensualidad acabe siendo más reducida.

Reunificación: esto supone pedir un préstamo por una cantidad que te permita amortizar todos los préstamos en curso. De esta manera, pagas de golpe toda tu deuda y te quedas con un solo préstamo en unas condiciones más favorables. Los principales objetivos de una reunificación pueden variar, pero generalmente son; reducir/aumentar el plazo de devolución, reducir la cuantía de la cuota y el interés y/o comodidad al tener un solo préstamo activo.

Subrogación: esta modalidad no es muy común. Supone un cambio de entidad en caso de que tu banco no quiera negociar. De esta manera, la deuda se traspasa a una nueva entidad y se mejoran las condiciones para adaptarlas a tus necesidades actuales.

Una reunificación de deudas te permite simplificar tus pagos. Con ella, puedes calcular mejor un préstamo de reforma para tu hogar o hacer frente mejor a ese mismo préstamo para la reforma de tu vivienda. Si necesitas dinero y no quieres preocuparte de cuánto debes en cada cuenta, reunifica todas tus deudas.

¿Qué es una reunificación de deudas?

Básicamente, es una solución financiera que te aportará más tranquilidad. Si tienes que pagar deudas a diferentes cuentas o compañías, si has pedido préstamos para llevar a cabo reformas o si simplemente quieres unificar todos tus pagos, es la mejor decisión. Reunificando tus deudas, podrás pagar todos tus gastos en una sola cuota cada mes. ¡Incluso los pagos que realices desde tu tarjeta de crédito personal! Además, te ayudará a evitar desplazamientos para solicitar préstamos o créditos bancarios.

¿Qué gastos y qué ahorro supone?

Las reunificaciones de deudas funcionan adaptándose a lo que necesitas. Para ello, tienes que recibir la mejor oferta que te permita ahorrar dinero y, sobre todo, tiempo en trámites de pagos. La solución que se te ofrezca va a estar adaptada a tu presupuesto. De esta forma, nunca te va a salir peor que estar pendiente de varios depósitos. A la vez, esto te permitirá controlar de forma eficiente tus movimientos y finanzas, valorando los préstamos que necesitas y aumentando en gran medida tu capacidad de ahorro.

Además:

· es un proceso inmediato desde su aprobación;

· no te ata a otros bancos;

· no necesitas contratar otros productos;

· te permite ser flexible.

Requisitos para reunificar deudas

Los requisitos son muy sencillos y suponen un filtro previo al presupuesto que se te ofrezca. Si prefieres calcular las cuotas mediante un simulador, puedes utilizarlo de forma libre desde la página electrónica. Así, podrás ver a simple vista qué fácilmente se reunifican tus deudas en una sola cuenta y sin darte más problemas de gestión. Si quieres proceder a la puesta en marcha inmediata de este proceso financiero, necesitarás:

· firmar un documento de amortización (suele ser obligatorio);

· ingresar una cantidad económica que se te indique;

· firmar un documento en donde se te detalla el préstamo de reunificación que aceptas.

Si te ha convencido el préstamo que se te ofrece, con una sola firma ya se va a poner en funcionamiento la reunificación. De esta forma, podrás disfrutar de la comodidad del plan en un tiempo récord, empezando a controlar tus capacidades económicas y a beneficiarte de la gestión realizada a través de un solo pago mensual para todas tus deudas.

Si quieres proceder a la reunificación de tus deudas, puedes solicitar información y asesorarte. Además, podrás conseguir ajustar y mejorar tus préstamos personales para destinarlo a tus reformas o compras nuevas. En Younited Credit te facilitamos el préstamo de reunificación de deudas que precisas.