¿Por qué es necesario que tu empresa disponga de un seguro de crédito?

Continuar
El seguro de crédito es una herramienta financiera que protege a tu empresa frente a los impagos de clientes que han comprado mediante formas de pago diferidas. En otras palabras, te ofrece la tranquilidad de saber que tus ventas a crédito serán cobradas. Y resulta muy útil para que tu negocio organice tanto su activo circulante como su cartera de clientes.

Razones para tener un seguro de crédito

Esta modalidad de seguro te será útil si vendes a plazos o mediante pago diferido. Pero también para otras circunstancias. Por ello, te conviene saber cómo funciona y qué ventajas te aporta. Vamos a verlas.

Análisis del riesgo crediticio de tus clientes

La aseguradora se encargará de realizar un estudio de la solvencia de tus clientes. De este modo, cuando vayas a venderles a crédito, sabrás cuál es su formalidad en los pagos. Esto te resultará especialmente útil si vendes mediante el sistema de crédito online, pues para estos préstamos no suele comprobarse exhaustivamente el riesgo crediticio.

Para llevar a cabo estos análisis de riesgo de tus clientes, la aseguradora dispone de bases de datos en las cuales figuran las empresas que han sufrido algún tipo de embargo, suspensiones de pagos o demandas judiciales por impagos.

Recobro de impagados y protección ante el crédito rápido

La entidad aseguradora con la que contrates tu seguro de crédito, además, se encargará de hacer los trámites necesarios para recuperar los créditos que no te hayan pagado. Igual que en el caso anterior, esto también te será muy útil si vendes a través de crédito rápido, ya que quienes los conceden tampoco realizan un estudio detallado de las cuentas de la empresa que lo solicita.

Asimismo, para realizar estas operaciones de recobro, la aseguradora cuenta con una red de abogados que se extiende tanto por el territorio nacional como fuera del mismo. Ellos pueden ejercer una presión sobre los deudores que a tu negocio le sería imposible realizar.

Anticipo de las gastos judiciales derivados de un recobro

Otra razón para tener una póliza de esta clase de seguros es que te anticipan el dinero que tengas que gastar al reclamar judicialmente una deuda. Así, no tendrás que hacer frente a costes como el del abogado, el del procurado y el de las comisiones legales.

Indemnización de los créditos incobrados

Si, finalmente, no puedes recuperar el dinero que adeudan a tu empresa, la aseguradora con la cual tengas tu póliza de crédito te pagará el dinero que te deben hasta el máximo pactado justamente en tu póliza. Incluso, mientras dura todo el proceso, te adelantará a cuenta el dinero que necesites para mantener el flujo de caja de tu negocio.

En conclusión, el seguro de crédito es una herramienta de enorme utilidad y de gran valor para la buena marcha de tu empresa.

Continuar