¿Es posible pedir un préstamo sin aval?

Continuar
En Younited Credit podemos ayudarte con un préstamo sin aval para diferentes situaciones. En este caso, no vas a tener que recurrir a terceras personas para solicitarlo, lo cual representa una ventaja. Hay situaciones en las que puedes necesitar un préstamo y no puedes perder el tiempo buscando avales. Si quieres conocerlas, ¡no dejes de leer!

Préstamo sin aval

Por lo general, contar con una garantía hace que un banco te preste dinero con mayor facilidad, ya que podrá recurrir a alguien en caso de impago. Sin embargo, esta no es una norma que se aplique de forma universal. En los casos en los que no se solicita aval, lo normal es que te revisen el historial crediticio y tu capacidad de pago para evaluar si eres fiable o no.

Además, en este tipo de préstamos el trámite se agiliza, ya que solo serán necesarios tus datos personales y el análisis ya mencionado. Así, podrás enfrentar diferentes pagos, pero ¿qué tipos de préstamos puedes pedir sin aval?

Préstamo personal y préstamo hipotecario

Un préstamo personal y uno hipotecario son los casos más comunes en los que no necesitarías un aval. Las diferencias entre ambos son sencillas. En los personales, las entidades no suelen poner reparos a la entrega del dinero y no se requiere una garantía específica, aunque tendrás que responder al pago con los bienes que poseas ahora o en el futuro.

Generalmente, un préstamo personal online se destina a cubrir pagos puntuales, como la compra de un vehículo o la matrícula de unos estudios. Por su parte, los préstamos hipotecarios tienen como finalidad la compra de una vivienda. Esto se debe a que, en caso de impago, el banco podría quedarse con la casa para resarcir la deuda. Además, no es necesario contar con un aval si la cuantía es inferior al 80 % del coste del inmueble.

Cuándo pedir un préstamo sin aval

Sea este o un préstamo rápido, lo normal es solicitarlos cuando se presenta una urgencia. Por ejemplo, si necesitas una cantidad determinada para que tu hijo pueda seguir estudiando, esta es la solución más adecuada. Lo mismo ocurre si quieres adquirir un vehículo o cambiar un electrodoméstico porque el que tienes se ha estropeado.

En este sentido, lo mejor que puedes hacer con este tipo de préstamos es comprar algún bien, en especial aquel que tenga relación con tu trabajo. De esta forma, la mejora que consigues en tu rendimiento te ayudará a devolver el dinero.

En definitiva, un préstamo sin aval es la solución a determinadas situaciones. Lo más normal es que no necesites la intervención de terceros en uno hipotecario o uno personal, lo que contribuye a agilizar el proceso y poder cubrir una situación de emergencia.

Continuar