¿Es posible mejorar tu formación y tu empleabilidad con un máster?

Vivimos en un mundo laboral cada vez más competitivo, en el que la gente está muy preparada y conseguir un puesto de trabajo cada vez exige tener mayores conocimientos. Es muy común encontrar a gente que domina varios idiomas y tiene formación universitaria superior. Además, con el cambio del modelo universitario al conocido plan Bolonia, las personas que estudian un máster es cada vez mayor.

Con el plan Bolonia desapareció el modelo de diplomatura de 3 años y posterior licenciatura de 5 años, para dar paso a un grado de 4 años. Como los universitarios ahora estudian un año menos, son muchos los que deciden hacer un máster.

La ventaja de hacer un máster es que te convierte en un experto en un área y generalmente te permite empezar a trabajar directamente en ese campo una vez terminados los estudios. Tener un máster hace que tu currículum sea más atractivo para las personas de recursos humanos y tengas muchas posibilidades de encontrar un trabajo mejor. Además, si estás trabajando en una empresa te ayudará a conseguir un ascenso o aumento de salario.

El máster universitario es una especialización de tus estudios que pueden proporcionarte la formación teórica que necesitas, pero sobre todo la formación práctica que hace que te desenvuelvas con mayor soltura en tu sector. Generalmente, los másteres incluyen trabajos en colaboración con empresas reales. Además, generalmente tendrás la oportunidad de acudir a presentaciones en las que los exponentes serán trabajadores de empresas del sector, que te explicarán conocimientos de primera mano basados en su experiencia personal.

Estudiar un máster, además de formarte como profesional, te permite crear una red de contactos y puede que encuentres un trabajo en alguna de las empresas con las que tengas contacto a través del máster. 

Elegir el máster y la universidad adecuada

Elegir qué máster hacer y en qué universidad hacerlo es una de las claves. Primero, debes elegir el campo en el que te quieres especializar. Es importante que te informes sobre la demanda de trabajadores con esa formación, el sueldo medio que perciben y las perspectivas de cara al futuro.

Con los avances tecnológicos, el mercado laboral está cambiando mucho y se estima que muchos trabajos desaparecerán o cambiarán en los próximos años. Es importante tener estos factores en cuenta antes de elegir un máster.

Por otro lado, hacer un máster tendrá un valor mayor o menor dependiendo del prestigio de la universidad en la que lo hagas. Revisa si la universidad tiene una buena reputación, busca opiniones sobre la universidad y el curso en concreto y si puedes, contacta con antiguos alumnos para conocer su experiencia.

El aumento de la competencia a nivel profesional y el alto nivel de especialización de las nuevas generaciones te obliga a decantarte por una formación mucho más exclusiva. Por ello, hoy en día, la empleabilidad con un máster o un postgrado crece de forma exponencial respecto a todos aquellos estudiantes que finalizan un grado universitario.

Cuánto cuestan los másteres en España

Sin embargo, uno de los principales impedimentos para cursar un máster es el alto precio de los programas. A la hora de decidir la universidad en la que continuarás tus estudios, debes saber que presentan grandes variaciones entre las diferentes comunidades de España. En algunos casos, puede llegar a superar los 1000 euros de diferencia.

También dependerá, obviamente, de la especialidad que vayas a cursar. El máster que permite ejercer la abogacía en la Universidad Carlos III de Madrid roza los 5000 euros. Más caro es el Máster Universitario en Ingeniería Química en la Universidad Complutense de Madrid, con un precio de 6600 euros. En cambio, en Andalucía, cursar un máster supone una media de 821 euros, mientras que en Cataluña, se eleva hasta los 2470 euros.

El Máster en Neurociencias en la Universidad Autónoma de Barcelona ascendió en 2019 hasta los 4500 euros. En cambio, un Máster en Historia Contemporánea en la Universidad Autónoma de Madrid se queda en los 3780 euros.

Por otro lado, los estudiantes de fuera de la Unión Europea suelen tener un precio de matrícula más alto que los residentes en territorio Schengen.

Ventajas de estudiar un máster

Cursar un máster o un posgrado supone numerosas ventajas para tu currículum. La más evidente es aumentar el nivel de especialización y, claro está, complementar tu carta de presentación de cara al mercado laboral. Sin embargo, hay otros beneficios cualitativos que quizás pasan por alto los alumnos a la hora de matricularse. Las buenas universidades cuentan con una bolsa de trabajo que te puede permitir llegar a un mejor puesto laboral.

Además, el networking es otra de las principales bazas. Conocerás a otros estudiantes de tu mismo campo, además de profesores expertos en la materia que te pueden ser útiles en el futuro. Todo esto te permitirá contar con un mejor salario al finalizar el programa.

Préstamo para un máster

La financiación de un programa de estas características es una de las principales preocupaciones. Por ello, siempre puedes recurrir a un préstamo bancario para poder pagar la matrícula y, posteriormente, devolverlo en plazos de una forma cómoda. Matricularte con antelación te permitirá gozar de unas mejores condiciones, aunque en ese momento quizás no cuentas con la liquidez suficiente. Un préstamo para un máster en la mejor opción.

Mejora tu empleabilidad con un máster. En Younited te ayudamos a conseguirlo. Cuentas con una amplia variedad de posibilidades para estudiar aquello que más te guste.