¿Qué es un lending y qué tiene que ver con un préstamo?

Continuar
¿Tienes un negocio y buscas una manera de financiar algún proyecto nuevo que tienes en mente? ¿Eres consciente de los obstáculos que ponen los bancos para concederte el crédito que necesitas? Entonces debes saber qué es un lending porque puede ser la solución más interesante para ti en estos momentos. En las siguientes líneas te contamos cómo funciona, su diferencia con los préstamos tradicionales y sus ventajas.

Qué es un lending

Este concepto relativamente nuevo no tiene demasiado misterio, pues se trata de un préstamo que un particular le da a otra persona. En este proceso no interviene ninguna institución financiera o bancaria. Se trata así de una fórmula para que puedas recibir prestada una cantidad de dinero sin las trabas que te pueda poner una entidad. Luego de acometer tu inversión con esos créditos rápidos debes reembolsarlo a su debido tiempo.

En la actualidad, debido a la difícil situación económica de mucha gente, los requisitos y las barreras para que te aprueben un préstamo bancario pueden ser mayores. Por eso, esta alternativa es más atractiva como una novedosa forma de financiación flexible y accesible para ti. Estos préstamos personales entre particulares consisten en la entrega de un dinero o una propiedad a la persona solicitante, por un tiempo determinado, que luego deberá devolver.

Entre las características de estos tipos de préstamos debemos destacar que son más rápidos y sencillos de obtener en comparación con los créditos tradicionales. Nacieron en Estados Unidos y Reino Unido, pero ya están asentados también en España como forma directa e incluso más ventajosa de financiar un proyecto a una empresa o emprendedor.

Dentro de esta fórmula hay que hablar del direct lending, que es una herramienta financiera proveniente de inversores privados. Estos te prestan su capital para, a largo plazo, obtener una rentabilidad fruto de concederte ese crédito. ¿Cómo la consiguen? Pues aplicando dos componentes a sus préstamos: un tipo de interés fijo que puede ser del 8 % y otra parte no fija que va en función de algunas variables macroeconómicas o de acceder a acciones que les reporten liquidez.

Cierto es que tiene algo en común con los préstamos de bancos, pero sus ventajas son mayores. No está supervisado por ningún organismo oficial ni se rige por normas bancarias, tienes más plazo para la amortización del dinero y es rápido. Eso sí, debes conocer bien las condiciones legales del crédito para saber a qué paquete de financiación vas a poder tener acceso, así como barajar otros puntos importantes que te soliciten los inversores privados.

En conclusión, si bien ya sabes qué es un lending y cómo puede beneficiarte, no puedes olvidar valorar sus desventajas en el tipo de interés o peticiones del inversor.

Continuar