Organizar boda - ¿Es buena idea contratar una wedding planner?

En los últimos años, el anglicismo wedding planner se ha instalado en nuestras vidas, hasta convertirse en una necesidad y en un servicio con el que todas las parejas quieren contar. Has dicho el 'sí, quiero' y con él se ha pegado el pistoletazo de salida de un tiempo de locos: el tiempo en el que organizar tu boda. A primera vista parece una tarea no tan complicada; ceremonia, restaurante, traje, vestido y todo controlado, nada más lejos de la realidad. Organizar una boda es una tarea increíblemente complicada en la que tomar cientos de decisiones, miles de opciones y puntos críticos que pueden hacer que se tuerza el día.

 

¿Qué es una wedding planner?

A grandes rasgos, se trata de una empresa formada por profesionales que se van a encargar de absolutamente toda la organización de tu boda: la decoración, las flores, los invitados, las mesas, la comida, el cóctel, la bebida, los fotocall y de hasta el arroz o los pétalos al final de una ceremonia. Como auténticos magos, diles cómo quieres que sea uno de los días más importantes de tu vida y ellos se encargarán de todo. De hecho, se han ganado esta popularidad precisamente por esto.

 

Ventajas e inconvenientes de organizar la boda con una wedding planner

Sin duda, la experiencia, la profesionalidad y la comodidad son las principales ventajas de contratar una wedding planner para tu boda. Tener varios presupuestos sobre la mesa, ideas, proyectos e incluso la creatividad ajena puede ser de gran ayuda y, sin duda, la principal ventaja de contar con este servicio. En un día tan importante como este, en el que están todos tus familiares y amigos, quieres que todo salga bien y jugar sobre seguro. Este tipo de empresas organizan cientos de bodas y tendrás la certeza de que todo va a salir bien.

En cuanto a las desventajas, destaca el elevado coste. Otra desventaja es que aunque hayas trasladado tus ideas a la wedding planner, el hecho de delegar prácticamente todos los aspectos de la boda puede hacerte sentir cierta sensación de descontrol.

 

Conclusión: un gasto que merece la pena

Si ponemos en una balanza los pros y los contras, está claro que la tranquilidad de dejar en manos de profesionales la organización de una boda, que es todo un evento, es siempre buena idea. Un gasto más, sí también. Pero un gasto que merece la pena. Lo cierto es que contratar una wedding planner​ está de moda y no se trata de una casualidad, sino del resultado de bodas que no dejan indiferente a nadie.

Si necesitas financiar el coste de tu boda, en Younited Credit tenemos un préstamo para bodas. Haz realidad la boda de tus sueños en un clic y sin compromiso: