Cómo financiar una casa prefabricada: ¿hipoteca o préstamo?

Continuar
Financiar una casa modular es un tipo de ayuda cada vez más demandada. Un préstamo que se adapte al tipo de hipoteca que necesitas para tu casa es posible gracias a la amplia variedad del mercado. Por si fuera poco, puedes conseguir un préstamo online, en donde encontrarás todavía más financiaciones para casas modernas como lo son las prefabricadas: en absoluta alza en todo el mundo.

¿Quiénes buscan financiar una casa modular y por qué?

Las casas modulares o prefabricadas están multiplicando sus ventas a un ritmo vertiginoso. No cabe duda de que se están asentando y haciendo un hueco firme en el mercado inmobiliario. Las ventajas que ofrece una casa modular son infinitas. En primer lugar, su fabricación se lleva a cabo en tiempos reducidísimos. Esto te permitirá decidirte a buscar hipotecas y mudarte a tu hogar definitivo en muy poco tiempo.

Además, su rápida fabricación también influye de forma directa en su precio. Una casa prefabricada es mucho más barata que las de construcción tradicional. Esto ha llevado a muchas personas jóvenes a elegirla como única vía de escape para conseguir la independencia económica con una propiedad propia. La otra opción es adquirir un piso de segunda mano, adaptarse al tipo de vivienda que se haya construido y renunciar a la obra nueva o la personalización individual.

Precisamente en relación con esto, hay que tener en cuenta otra cosa. La tercera ventaja indiscutible de este tipo de casas por módulos es que es mucho más personalizable que cualquier otra vivienda. Al haber más demanda, también han crecido exponencialmente el número de diseños, que se han vuelto más y más atractivos. Podrás personalizar tus espacios eligiendo módulos para tu hogar.

Por todas estas razones, muchas personas están solicitando préstamos personales para pagar este sueño lleno de ventajas.

¿Cómo financio mi casa modular?

Para financiar tu casa modular, tienes que tener en cuenta todos los gastos que va a suponer su compra. Recuerda que normalmente los préstamos personales son concedidos por cuantías que no superan los 50 000 €. No siempre te compensa, puesto que apenas te librarás de gastos de formalización. Por eso, tienes que leer siempre bien las condiciones de tu financiación hipotecaria. Si vas a pedir más dinero, te ofrecerán una hipoteca. Deberás fijarte bien en estas dos cosas:

  • Tasa de interés: este precio es invariable si escoges el tipo fijo, pero irá siendo menor porque cada mes que pagues, deberás menos dinero.
  • Plazo de amortización: cuanto mayor sea el plazo, más interés vas a pagar al principio, pero más cómodos te resultarán los plazos (es perfecto si no tienes solidez económica asegurada).

En conclusión, financiar una casa modular es la mejor opción para independizarte de forma económica, rápida y personalizada. ¡Escoge tu interés, tipo fijo o variable y revisa tu cuadro de amortización!

Continuar