Guía para elegir un Coche Eléctrico

Continuar
En este artículo vamos a ver una guía para escoger un coche eléctrico. Cada vez se potencia e, incluso, se subvenciona más la compra de este tipo de vehículos. Por este motivo, vamos a analizar qué opciones tienes para comprar uno.

¿Qué tipos de coche eléctrico hay?

A la hora de elegir un coche eléctrico, es importante aprender una lección desde el principio: no hay un solo tipo. Estamos acostumbrados a escuchar hablar de aquellos que se enchufan, pero no todos son iguales.

Por un lado, tenemos aquellos que se cargan por un enchufe y así consiguen tener las baterías en estado óptimo. Por el otro lado, tendríamos los llamados híbridos enchufables. Estos son los que utilizan un motor de combustible normal, que suele ser de gasolina, y además uno eléctrico. Este se recarga al enchufarlo y sirve para complementar al de combustión.

Sin embargo, el tipo de vehículo que se está popularizando más es el primero. Sus modelos son llamativos y son 100 % verdes, ya que no emiten nada de dióxido de carbono en su conducción, algo que no pueden asegurar los híbridos. En este caso nos centraremos solo en la primera categoría, los de baterías.

Factores a tener en cuenta

A la hora de decantarse por uno u otro modelo, hay diferentes factores que puedes tener en cuenta. Además de los clásicos que solemos valorar con los coches tradicionales, se le suman elementos propios de su sistema de carga eléctrico.

Precio

Hay un amplio rango de precios, ya que dentro de este segmento también hay clases sociales. Tenemos desde vehículos pequeños y utilitarios hasta deportivos y berlinas de alta gama. Lo único que tienen en común es el motor, puesto que el precio puede variar incluso en algún cero.

Autonomía

La autonomía de los vehículos varía entre ellos, aunque no tiene por qué tener que ver con el tamaño del motor. Encontramos muchos modelos con una autonomía más limitada de alrededor de 200 o 250 kilómetros. Esto es ideal para coches que se mueven por ciudad y que tienen a la mano puntos de carga. Otros vehículos poseen autonomías mayores, llegando a los 600 kilómetros. Estas cifras son muy fiables, después de que las autoridades corrigieran imprecisiones del sistema de medición previo.

Consumo

El consumo también varía en función del tipo de motor, el modo de conducción y el peso del vehículo. Encontramos coches que consumen desde los 12 kWh hasta los 20. Sin duda, se trata de una decisión importante, ya que según consuma un vehículo, su autonomía peligra, especialmente cuando no hay puntos de carga cercanos. Por este motivo, parece muy evidente la distinción entre coches eléctricos de ciudad y aquellos para trayectos largos.

Beneficios de comprar un coche eléctrico

Aunque el gasto inicial de estos vehículos puede llegar a ser superior al de un vehículo con combustibles fósiles, a la larga hay un ahorro. Al recargar este tipo de vehículos, pagamos en torno a cincuenta céntimos el kWh, por lo que una recarga de 40, son 20 euros. Es posible calcular el tiempo que tardaríamos en haber amortizado la inversión inicial. Con la financiación adecuada, puedes empezar a disfrutar muy pronto de tu coche, y ahorrar más que si estuvieras pagando gasolina o diesel.

Respecto a este tipo de combustibles fósiles, el coche eléctrico aporta estabilidad. Los precios del crudo suben y bajan, con lo que alteran el gasto en combustible. Además, la supervivencia de este material está en entredicho, ya que cada vez se intenta limitar más su consumo.

Como ciudadanos, la compra de vehículos eléctricos puede ser un gesto para favorecer la sostenibilidad. Con esta guía para escoger un coche eléctrico y la financiación apropiada, podrás cumplir tu sueño de conducir un coche libre de dióxido de carbono.

Continuar