¿Cuánto cuesta un coche eléctrico?

Continuar
El precio de los coches eléctricos es más elevado que el de los híbridos, los de gasolina o los de diésel. Sin embargo, puedes estar seguro de que te compensará a largo plazo. El coste de un coche eléctrico se amortiza con los años de uso, porque no gastarás ni 1 € en gasolina. De esta forma, amortizarás la inversión inicial. Además, no estarás contaminando el planeta ni generando emisiones dañinas para el medioambiente.

Diferencia entre tipos de coches

Un coche eléctrico es aquel que funciona íntegramente gracias a una batería. Esta energía es recargada mediante enchufe, igual que sucede con los vehículos híbridos enchufables. Estos últimos tiene una autonomía eléctrica variable y, cuando esta energía se acaba, comienza a utilizarse el combustible de gasolina. No sucede esto con los vehículos eléctricos, que solo funcionan gracias a la energía proporcionada por la batería eléctrica que se carga mediante enchufe. Como ventaja, no producen emisiones.

Además de este beneficio para el medioambiente, hay dos claros motivos que los hacen una opción estupenda para los usuarios. En primer lugar, el ahorro que supone su utilización. No vas a tener que pagar más gasolina y los puntos de carga de vehículos eléctricos cada vez serán más rápidos y numerosos. Por otra parte, también es una elección magnífica para producir menos contaminación acústica, puesto que un vehículo eléctrico, al contrario que los de motores térmicos, no hace ruido.

Franjas de precios

Los precios de los vehículos eléctricos son todavía muy elevados para ciertos bolsillos. Si esta cuestión te preocupa, debes saber que en el mercado hay diferentes opciones y que cada vez son más accesibles. Las autonomías y etiquetas Cero son cuestiones que pueden hacer que los costes de los coches eléctricos se disparen en la compra inicial. Sin embargo, a todo esto tienes que sumarle el bajo coste de mantenimiento en combustible. Aunque pagues la energía, los 100 km te saldrán a una quinta parte que con los vehículos térmicos.

Sin mucha autonomía y en coches pequeños (de ciudad), los precios parten de unos 20 000 €. Apenas hay opciones que no se aproximen o bajen de esta cuantía. El Invicta Electric D2S, Seat Mii o el Dacia Spring están entre las mejores opciones si lo que buscas es un coche eléctrico y barato para trayectos no muy largos. Además, puedes conseguirlos mucho más baratos con las ayudas del gobierno y el conocido Plan MOVES. Con estos sistemas, puedes llegar a pagar tan solo unos 12 000 €.

Por supuesto, también tienes coches eléctricos de lujo, grandes gamas, con mucha más autonomía y con diseños más avanzados. Todo esto va sumándose al precio base del vehículo. El MG ZS EV es un coche familiar perfecto para trayectos no demasiado largos, porque su autonomía todavía es bastante reducida (263 km). El Opel Corsa-e ya llega a los 337 km de autonomía y el Peugeot e-208 a 340.

Si buscas todavía mejores opciones de coches que funcionen con electricidad al 100 %, puedes estudiar Tesla. Esta firma te permite comprar un coche eléctrico de diseño, con mucha calidad y con tendencias renovadas continuamente. En un futuro próximo, los Tesla serán mucho más accesibles.

En conclusión, está claro que el precio de los coches eléctricos todavía es muy elevado. Con el aumento de oferta y tipos de vehículos, los precios de los automóviles eléctricos se estabilizarán. La tendencia de venta será creciente y se convertirá en una compra accesible para casi todo el mundo. La meta que debes perseguir es la normalización de estos medios de transporte y la eliminación de los que emiten mucho dióxido de carbono a la atmósfera. Con tu ayuda, la huella de carbono puede reducirse. Si quieres puedes financiar tu coche eléctrico.

Continuar