Préstamos y financiación de muebles

Continuar
¿Llevas un tiempo queriendo cambiar los muebles de tu casa, pero no llegas a hacerlo porque el gasto es importante? No te preocupes, porque aquí te mostraremos que existen fórmulas con las que financiar los muebles para que la compra no suponga un inconveniente. Estos sistemas ayudan a muchas familias, sobre todo a aquellas que quieren hacer compras importantes por valores superiores a los 1000 euros.

Cómo pedir un préstamo para los muebles

Pedir un préstamo en nuestra empresa es muy sencillo, ya que tan solo tienes que seguir los pasos que indicamos en la página principal. Con la calculadora de préstamos puedes indicar la cantidad que necesitas y el tiempo en el que prefieres devolver el importe. Una vez que sabemos esos datos, hacemos la simulación y te decimos el tipo de interés en función de los dos parámetros mencionados.

En caso de estar de acuerdo con las condiciones que proponemos, deberás terminar de registrarte para que sepamos más cuestiones acerca de tu situación personal y financiera. Estos datos son de gran ayuda para poder tramitar los préstamos con mayor garantía. Finalmente, elaboramos un contrato con las condiciones mencionadas y una vez que lo firmes, recibes el dinero en un breve periodo de tiempo. ¡Así de fácil!

En cuanto a los tipos de muebles que puedes financiar en tus compras, esto depende de ti mismo. Mucha gente apuesta por armarios o cómodas, los muebles completos de salón o el diseño al completo de cocinas y cuartos de baño. La solución está más cerca de lo que imaginas, así que no lo pienses más y tramita la solicitud en nuestra web.

Ventajas de financiar los muebles

Cada cierto tiempo es conveniente hacer una renovación de los muebles de la vivienda, no todo en el mismo instante, pero sí poco a poco. De hecho, estas renovaciones se llevan a cabo especialmente en aquellas personas que tienen hijos y deben buscar mobiliario para los pequeños y para otras estancias. Por ello, mostraremos las ventajas de la financiación de muebles:

  • El desembolso no trastoca los planes: En la mayoría de viviendas, hacer un gasto en el momento de más de 1000 euros supone trastocar la economía familiar. No obstante, con estas opciones de financiación se evita este desembolso tan pronunciado y los clientes pueden tener sus muebles justo cuando los compran.
  • El cliente indica el tiempo para la devolución: Damos facilidades a nuestros clientes para que elijan el tiempo de devolución y los importes a los que pueden hacer frente en estos meses. Además, al ser cantidades elevadas, pero no al nivel de la adquisición de un coche o una vivienda, en prácticamente un año tendrían pagados los muebles que se hubieran comprado.
  • Comodidad y flexibilidad en los pagos: Una de las grandes ventajas de este tipo de préstamos es que los clientes tienen todas las facilidades para poder hacer frente a los pagos. Es decir, pueden poner el día de cobro cuando quieran, tanto a principio como a mitad o final de mes. De esta manera, podrán planificarse mejor al saber que los días elegidos son los que se les cobrará la cuota establecida por ellos mismos.
  • Mínimo interés: Aquí damos el mínimo interés por cada préstamo de muebles, ya que lo que más nos importa es que nuestros clientes puedan comprar sus muebles o hacer las renovaciones de las estancias sin que ese desembolso inicial suponga un problema de descuadre en sus cuentas económicas.

En resumen, estas ventajas no solo te muestran que pedir un préstamo para financiar los muebles es una gran opción, sino que además puedes hacerlo siguiendo unos sencillos pasos y en apenas unos minutos. ¡Es el momento de renovar tu mobiliario!

Continuar